Cartel de Semana Santa 2017

Cartel de Semana Santa 2017

viernes, 2 de marzo de 2012

Denuncian que el Reina Sofía retira la terapia a un niño autista "por dinero"

La familia critica que fuera el director económico del Hospital, y no un médico, el que tomara la decisión · El Hospital asegura que ha ofrecido un recurso gratuito


La retirada de una terapia específica a un niño autista de cuatro años de edad llevará a sus padres a denunciar el caso ante los Tribunales una vez que han agotado la vía de los recursos al propio centro. Así lo apuntó ayer a El Día Francisco José García, padre de Javier, al criticar que el responsable económico del Hospital Reina Sofía les informara por escrito de que su hijo no podía seguir recibiendo el tratamiento que dos años antes le había prescrito el neuropediatra que lo asiste en el centro público y que, a cambio, podía someterse a la terapia que oferta el Servicio Andaluz de Salud (SAS). El progenitor resaltó que el hospital ha tomado esta decisión "por dinero" y declaró que la metodología del tratamiento que propone el Reina Sofía "no tiene nada que ver con la que ha seguido hasta ahora". Concretó que mientras que la que ha seguido hasta la fecha tiene una duración de 25 horas a la semana, la alternativa que le ofrece el Reina Sofía "sólo son dos horas semanales". 

A pesar de que el centro sanitario ha dejado de asumir los costes de la terapia, Javier continúa en el centro Almudaris, un referente en Andalucía en el tratamiento de la enfermedad que incluso tiene el reconocimiento de calidad por parte del SAS. Allí lo mandó precisamente el equipo médico del Reina Sofía a finales de 2009, un año en el que el menor sólo contaba con 21 meses. La diferencia estriba en que sus padres corren ahora con los gastos que conlleva, que se elevan a 1.690 euros mensuales, según los datos aportados por el progenitor. Explicó asimismo que a estas instalaciones acuden a diario niños procedentes de Sevilla con cargo al SAS. 

García subrayó que existía un compromiso por parte del Reina Sofía que apuntaba a que su hijo iba a permanecer en el centro Almudaris de manera gratuita hasta los seis años, que es la edad de escolarización y cuando Sanidad deriva estas competencias a la Consejería de Educación. El padre de Javier abundó en sus críticas de que "fuera un director económico, y no un médico, el que tomara esta decisión". 

Al analizar los costes que lleva consigo que Javier siga en un centro específico para el tratamiento de una enfermedad, el padre manifestó que "no sabemos cuánto tiempo podremos seguir pagando este dinero". Recalcó que tanto el neuropediatra como los psicólogos que realizan el seguimiento del menor "no se explican que el SAS haya cerrado el grifo". Desde el Reina Sofía apuntaron que Salud le ha ofertado un tratamiento en el centro de la Universidad de Córdoba (UCO) "como al resto de los menores de la capital que también padecen autismo". Concluyeron que "este menor no está recibiendo atención en este centro por decisión de la familia".