Cartel de Semana Santa 2016

Cartel de Semana Santa 2016
Fuente: laramblanoticias.com

lunes, 7 de mayo de 2012

El significado de los Acólitos. No es un invento...


El acólito es un ministerio de la Iglesia Católica y Anglicana, cuyo oficio es ayudar al diácono cuidando del servicio en el altar y ayudando al sacerdote durante las celebraciones litúrgicas, especialmente la Misa.


Desde los comienzos de la Iglesia Católica se utilizó el término acólito para denominar a los jóvenes que aspiraban al Ministerio Eclesiástico, y se encontraban al servicio de los obispos.

El acólito, 1842 obra de Abraham Salomón 

Existen discrepancias de su existencia en la Iglesia Griega, no obstante en la Iglesia Latina si existen datos que corroboran su existencia como he dicho anteriormente. En Roma se diferenciaban tres clases distintas:
   - Palatinos, servían al Papa en palacio.
   - Estacionarios, estaban adscritos al servicio de alguna Iglesia en particular.
   - Regionarios, seguían y ayudaban a los subdiáconos en las funciones de su ministerio.

El ministerio del acólito es reconocido por la colación o institución por parte del obispo, aunque este ministerio en la práctica se realiza normalmente por acólitos "extraoficiales", es decir no instituidos. Normalmente se instituye como acólito a los candidatos a las sagradas órdenes del diaconado y del presbiterado, aunque el ministerio puede ser ejercido por laicos (la condición de clérigo se recibe con la ordenación de diácono).

Por tanto en referencia a los acólitos "extraoficiales" o no instituidos, sería más correcto usar el término Monaguillo o Servidor de Altar, este ministerio puede ser ejercido por varones que hayan recibido la Primera Comunión, de esta forma completaran su iniciación católica.

Los monaguillos, por tanto son "acólitos de hecho", que sin haber sido instituidos en el ministerio de acólitos, lo ejercen con más o menos asiduidad o de forma estable en las celebraciones comunitarias.


Sus funciones son:
   1. Atender al servicio del altar.
   2. Ayudar al obispo, al sacerdote, y al diácono.
   3. Prestar su servicio en diversas procesiones, por ejemplo con la Cruz, los Cirios, el Incienso, el Misal...
   4. Atender en el ofertorio a la recogida de los dones.

Hasta hace poco tiempo el acólito representaba la mayor de las cuatro órdenes menores de la jerarquía eclesiástica, siendo su función el servicio al altar y los sacramentos, como ya he dicho anteriormente, esto fue así hasta que fueron suprimidos por el "Motu propio" de Pablo VI "Ministeria Quaedam" en el año 1942. Es entonces a partir de este momento, se crean los ministerios laicos de Lector al servicio de la Palabra y de Acólito al servidor del Altar.

Habiendo quedado algo más claro el papel de los acólitos, ahora continuaré con este tema llevándolo al terreno de las cofradías.

En el mundo cofrade el papel desarrollado por los acólitos no es muy diferente al explicado anteriormente. Esta definición, tan rigurosa, se ha tomado por extensión a todo grupo de servidores que colaboran en la asistencia de nuestros pasos ya sean "Pertiguero" es el acólito con mayor responsabilidad por que es el que comanda al resto de los demás miembros del cuerpo, en los cultos internos actuaría de maestro de ceremonia; portando ciriales "Ceroferarios", incensarios "Turiferarios", cruz  parroquial o alzada "Crucífero". Se habla de su presencia y como habrán podido ver en algunas fotografías antiguas publicadas en este blog, de antaño para alumbrar en las esquinas de los pasos o imágenes portadas a hombros, derivando en la presencia delante de los mismos en la actualidad.

Desde hace algunos años, el papel de los acólitos se ha recuperado para dar mayor solemnidad a nuestras procesiones. Esta figura abre paso a las cofradías para iniciar a jóvenes en el mundo cofrade y cristiano, en ocasiones es una oportunidad de crear un grupo algo más dinámico que "los grupos jóvenes" de las cofradías.

Es tal el auge que estos servidores están adquiriendo, que en algunas Hermandades en sus reglas han incluido normativas específicas para ellas:

De las Reglas de la Hermandad de la Macarena: 
"DE LOS ACÓLITOS Y LOS MONAGUILLOS
   Ordenanza 28ª. Cada año, y con la suficiente antelación, la Junta de Gobierno nombrará los Acólitos y Monaguillos que acompañarán a Nuestras Sagradas Imágenes durante la Estación de Penitencia, detallando las figuras del Crucífero, Pertiguero, Ceroferario y Turiferario, como Cuerpo Litúrgico de la Cofradía.
Por el singular cometido que desempeñan en el Cortejo, habrán de demostrar destreza y experiencia como ministros del altar en los actos de Culto de la Hermandad.
   Ordenanza 29ª. La Junta de Gobierno, o quien ésta delegue, organizará cursos de formación litúrgica para aquellos Hermanos varones que deseen asumir la responsabilidad de ser Acólito o Monaguillo en la Cofradía.
Estos cursos tendrán carácter obligatorio y a la finalización, el responsable de los mismos emitirá un juicio escrito acerca de la capacidad de cada Hermano para los distintos cometidos. Dicho informe será tenido en cuenta por la Junta de Gobierno, así como aquellos criterios que estime conveniente, para concretar la nomina que participará en la Estación de Penitencia.
   Ordenanza 30ª. Los Acólitos vestirán alba blanca, con cíngulo y dalmática, así como calcetines blancos y zapatos negros con hebillas de las mismas características que en el caso de los Hermanos Nazarenos. El hábito de los Monaguillos consistirá en una túnica con cingulo identica a la que visten estos últimos, y una esclavina de terciopelo o similar del mismo color que los antifaces de los Hermanos Nazarenos, siendo igualmente los calcetines blancos y zapatos de color negro, también con hebillas como en el supuesto anterior. En su caso, tanto unos como otros portaran la Medalla de Hermano sobre el hábito que le corresponda."




Acólitos de la Hermandad de la Sed.

A cerca de las vestiduras de los acólitos, estos deben vestir sobrepelliz blanco sobre fondo negro, como visten en la foto anterior, aunque en las cofradías se les atribuyen dalmáticas y otros elementos por eso de la barroquización. El "Pertiguero" lleva una vestimenta diferente llamada "ropón" similar a la dalmatica, y lleva colgado al pecho el escudo de la cofradía en un medallón de plata.


Pertiguero Hdad. Huerto de La Rambla.


Cuerpo de acólitos.

El origen de vestir a los acólitos con tanta riqueza estriba en la antigua tradición de que la riqueza del Señor se advierte por la riqueza de las vestiduras de su servicio.

Para concluir, decir que el papel de los acólitos como hemos podido ver a lo largo de este artículo es de una gran importancia, e implica compromiso, que se debe de impulsar como una forma de vivir la cofradía y que finaliza con la ofrenda amorosa a Cristo y su Bendita Madre María, en la salida procesional. Por tanto la formación litúrgica debería ser fundamental para desempeñar estas labores con brillantez. De esta forma se estaría implicando a nuestros jóvenes cofrades no solo en los cultos externos, si no también en los internos, y de esta forma puedan aportar algo más que labores de limpieza y montaje.

Fuentes:
wikipedia
web Hdad. de la Esperanza Macarena.
web cadizcofrade
web la sevilla que no vemos