Cartel de Semana Santa 2016

Cartel de Semana Santa 2016
Fuente: laramblanoticias.com

lunes, 3 de septiembre de 2012

Cuidar a un familiar con discapacidad genera ansiedad y depresión


"Casi dos terceras partes de las familias" que atienden a un miembro con discapacidad "presentan un trastorno de ansiedad (42%) y/o depresión (48%, más del 62% entre ambos), aunque la mayoría manifiestan que el cuidado del familiar con discapacidad no supone una sobrecarga en sus actividades diarias".
Esta es la conclusión más llamativa del estudio 'Las consecuencias de la discapacidad en familias de la ciudad de Ceuta', un informe firmado por Rocío Salcedo, José Antonio Liébana, Juan Luis Suárez y Santiago Real que acaba de publicar la UNED y que está incluido en el Contrato Programa de Investigación firmado por la Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta y el Vicerrectorado de Política Científica e Investigación de la Universidad de Granada (UGR) firmado para el bienio 2010- 2012.
El estudio ha sido realizado en 45 familias de cinco asociaciones de discapacidad de Ceuta y con él "se pretende aportar datos sobre un asunto no investigado hasta el momento en esta ciudad", según sus autores.
Los resultados de la investigación muestran que "casi dos terceras partes" de las unidades familiares analizadas sufren trastornos depresivos o de ansiedad. "Tras un análisis más detallado, detectamos que las preocupaciones principales de las familias están relacionadas con la economía y la incertidumbre con el futuro", amplían los firmantes del informe, en el que se resalta que "el género, la edad o el grado de discapacidad, por sí solos, no han resultados determinantes" para sus conclusiones.
"Aunque el cuidado de una persona con una discapacidad aunque no es considerado una sobrecarga por parte de los familiares, sí tiene un efecto sobre ellos, manifestándose en unos índices altos de ansiedad y depresión", señalan los investigadores, que concluyen que "es necesario seguir trabajando sobre este tema considerando variables como el grupo étnico o las relaciones familiares para conseguir una mejora en la calidad de vida de las familias".
Los resultados acreditan que, en general, los aspectos que más "incertidumbre" causan a los cuidadores familiares "tienen que ver con factores externos". "Así, preocupa el futuro del familiar, 'qué pasará cuando yo no esté', los aspectos económicos y su dependencia", mientras que "en el lado opuesto, los aspectos que menos carga ocasionan tienen que ver con la atención que se les pueda dar".
"Como conclusión general, debemos señalar la importancia que tiene la labor realizada por las personas que se dedican al cuidado de una persona con discapacidad [tres de cada cuatro, mujeres]", subraya el análisis, que destaca que "la sociedad no debe de olvidar prestar todas las ayudas necesarias para completar esta tarea, ya sea en forma de 'ayuda a la dependencia' o con otro tipo de servicios".