Cartel de Semana Santa 2017

Cartel de Semana Santa 2017

lunes, 7 de octubre de 2013

El Milagro de la Virgen del Rosario de La Rambla

 
 
Del Protocolo del Convento del Trinitarios. Siglo XVII.
 
(Describiendo como era entonces la Iglesia, dice sobre el Altar Mayor)
 
"En el nicho de en medio está la efigie de Ntra Sra del Rosario, de gran hermosura, y que provoca a la veneración, con un vistoso y hermoso camarín. Esta imagen de linda proporción, vestida de costosísimas ropas, y los fieles las han hecho presentarlas como  de gran valor; un vestido tiene (entre otros) de tela pasada, que dio de limosna Alonso del Mármol, siendo Ministro el Padre Presentador Fray Juan Ramírez, que tuvo la tela de costo quinientos pesos.
Tiene tres lámparas de plata que pesan cuatrocientos marcos; dos arañas que tienen cien marcos que se hicieron siendo Ministro el Padre Predicador Fray Lorenzo de Góngora. Y la buena memoria de Juan García Nicos impuso seiscientos ducados de principal para la dotación de la misa de los sábados, como costa en la escritura ante Gonzalo Hidalgo, escribano público, el año del Señor de 1632.
Es milagrosísima la Santa Imagen, y todos lo días, no solo los vecinos de La Rambla, más también los de los pueblos comarcanos, han experimentado y experimentan por su veneración e invocación grandes favores del Cielo, causa por la que son muy frecuentes las novenas a sus aras.
Y ante otros prodigios, se refiere a un suceso raro que sucedió el día 4 de Enero del año del Señor de 1613 con un religioso novicio llamado Fray Juan de los Reyes, y desde entonces de Santa María, el cual fue de esta manera:
Enfermó el religioso de achaque de garrotillo, y lo puso en tal extremo, que viendo que moría sin poderlo remediar, y que no podía recibir la Sagrada Comunión, llamaron a los médicos y cirujanos, y habiéndolo visto, le mandaron dar la Extremaunción y ayudar a bien morir, porque iba a toda prisa. Hicieron así los religiosos, y después de cantado el Credo por tres veces, el Padre Fray Manuel de Varo, Vicario del Convento que estaba a su cabecera, le oyó hablar al dicho Fray Juan con mucha ternura, y viendo apretar los brazos en forma de Cruz, le oyó decir: "Abrázame Señora mía, que si prometo ser religioso de este Santo Convento"... Habló entonces el Padre Vicario, y le dijo: ¿Qué es eso?... ¿Con quién hablas, niño?... ¿Qué es lo que has visto?... Empezó el novicio con muchas lágrimas y suspiros a llamar a María Santísima, y descubriendo los brazos se sentó en la cama sano y sin lesión alguna diciendo que la Virgen Santísima del Rosario le había dado salud, y que le dijo que perseverarse en la religión y lo libraría de todas las tentaciones del demonio, favoreciéndolo y sacándolo de todas.
El, se vistió y con toda la Comunidad fue a dar gracias a Nuestra Señora que así lo había favorecido y librado.
Viendo éste prodigio se sacó la Comunión del Licenciado Don Juan Ramírez de Contreras, del Habito de Santiago, Provisor y Vicario General del obispado de Córdoba, y se hizo información del Milagro con bastante numero de testigos, la cual después de hecha aprobó el Iltro. Sr. Don Diego de Mardones, Obispo de Córdoba, como consta del instrumento siguiente:
"En la ciudad de Córdoba, a tres días del mes de Cristo de mil seiscientos trece años, S.Sª Iltma. Don Diego Mardones, por la gracia de Dios obispo de Córdoba, del Consejo de S. M. y su Confesor, mi Señor, estudio en su Sala Episcopal, presentes con S.Sª los Sres. Licenciados D. Juan Ramírez de Contreras, Canónigo Magistral; Dr. Álvaro Bizaño de Palacios, Canónigo de Escribera; Licenciado D. Luis Ponce de León, Canónigo; todos de esta Santa Iglesia Catedral. El Padre Presentador y Maestro Fray Cristóbal de Torres, Confesor de S.Sª; el Padre Maestro Fray Pedro Moreno, religiosos de Santo Domingo; el Padre Fray Juan Bautista Lancabache, Lector de Prima del colegio de la Compañía de Jesús; el Padre Rodrigo de Figueroa, Lector de Vísperas de dicho Colegio, con acuerdo y parecer de los cuales, Su Señoría, habiendo visto el proceso de autos e informaciones hechos a instancia de la parte del Convento de la Stma. Trinidad de la Villa de La Rambla, en razón de Milagro que parece haber hecho Nuestro Señor obrado por medio de la Virgen Santísima del Rosario, cuya Imagen está en la capilla de dicho Convento, con Fray Juan de los Reyes de Santa María, religioso novicio de dicho Convento, de darle salud milagrosa estando desfiduciado  y a punto de muerte, según orden de naturaleza y reglas de medicina, y de que se han hecho las diligencias y calificación que el Santo Concilio Tridentino dispone y manda en semejantes casos, dijo: " Que para mayor aumento de la religión y devoción cristiana, declaraba y declaro por verdadero Milagro, el que  así obró la Divina Majestad de Nuestro Señor Jesucristo por la intercepción de su Stma. Madre con el dicho Fray Juan de los Reyes de Santa María, y por tal mando sea  tenido y  estimado entre los fieles y para mayor honra y gloria de  Dios, atento que por los dichos autos e informaciones consta ser así; y que se de por testimonio a la parte de dicho Convento". Y así lo proveyó, declaro y firmo de su nombre.- Fray Diego, Obispo de Córdoba.- Por mandato del Obispo mi Señor.- Antonio Morillo, notario. Pasa al folio 12"
Este Milagro se publicó y se hicieron lienzos de pintura, de los cuales he visto dos uno en el Convento de La Rambla, y otro en el claustro del Convento de Jaén.
Tiene esta devotísima Imagen fundada Cofradía, según que en el Orden de Predicadores, con todas sus Indulgencias, Privilegios y Gracias con toda autoridad, como consta en los papeles, instrumentos que se guardan en el Archivo. Y el primer domingo de Octubre se le hace Solemnísima Fiesta por los Pastores, donde lo ardiente de su devoción, hace y ha hecho siempre sagrado y suntuosos alardes."
 
Texto transcrito del documento transcrito del original que se encuentra en el archivo de la Cofradía del Stmo. Cristo de la Expiración de La Rambla.

No hay comentarios: