Cartel de Semana Santa 2017

Cartel de Semana Santa 2017

jueves, 19 de septiembre de 2013

Un Via Crucis, un despropósito.

A estas alturas a nadie se le escapa que el Via Crucis Magno de Córdoba tuvo una repercusión que superaba las expectativas. La afluencia de público fue masiva en todos los sentidos. Ahora bien la nueva Agrupación de Cofradías de Córdoba debe hacerse mirar ese egocentrismo y pensar mas en el bien de las Corporaciones que representa y desterrar ese lucimiento personal.
Ya por la mañana en el pasacalles Sones de Fe comenzaron los errores. Descoordinación en los horarios publicados y alteración del orden de actuación de las formaciones musicales participantes. ¡Vamos un desastre!
Por otro lado las salidas de las Cofradías se cumplieron a raja tabla en sus horarios. Tanto es así que la Hdad de la Expiración se adelanto al paso de la Cofradía de la Estrella. Pero la falta de previsión, la dejadez o imprudencia a la hora de contratar seguridad privada para tal evento fue mas que notable. Nunca entenderé que en 10000 sillas colocadas en el recorrido oficial no hubiese ni un acomodador que supiera en cada momento donde ubicar a los fieles que acudían con su entrada. Por otro lado la desinformación a la que se sometía al publico en general tanto de Agentes de la Policía Local, como de Policía Nacional o de Guardias de Seguridad. A los que en mas de una ocasión me dirigí y o no me contestaban directamente o me decían que ellos no sabían nada. En una ocasión en las inmediaciones de la Catedral, a la altura de la calle Céspedes me dijo un Policía Nacional "... a mi que me cuentas..."
Volviendo a la imprudencia de los organizadores, me hago una pregunta: ¿No había suficiente financiación para la contratación de Agentes de Seguridad para acondicionar la zona de la Cruz del Rastro? Aún así no es escusa poner al publico aglomerado en este punto como culpable de los retrasos. En otras procesiones multitudinarias con tanta afluencia de publico como en el Via Crucis nunca vi que los pasos se quedaran parados. Es lamentable que donde se sabía de antemano que allí se aglutinaría la gran mayoría de público no hubiese el suficiente numero de efectivos para evitar el taponamiento. ¡Gracias a Dios no ocurrió nada de lo que poder lamentarse!
Esto provocó retrasos en los tiempos estimados que a simple vista se vislumbraban que iban a ser muy ajustados, no es posible que se estime que cada 5 minutos pasara una Hermandad.
Tampoco entiendo que los agentes de seguridad que custodiaban el acceso al Patio de los Naranjos negaran el acceso a los costaleros y componentes de las formaciones musicales que acompañaban a los pasos. ¿No estaba preparado el patio para acoger a los costaleros y músicos? Entonces ¿Por qué no los dejaban entrar? Y de los adelantamientos de unos pasos a otros por la ribera, que quieres que te cuente...
El Alcalde se lamenta de las críticas vertidas ante la organización, y que además esas criticas partan desde Córdoba, pero si es que hubo errores de órdago, que demuestra la falta de conceptos de la organización. 
Menos mal que es un hecho que solo se va a celebrar una vez...